08 noviembre, 2007

Qué Gorda Soy!!!

Desayuno en uno de los pubs del Barrio Judío, justo debajo del ático donde dormíamos...Qué bueno estaba ese pastel de queso!!. El problema empieza justo en el momento en el que pruebas un pastel o una tarta, después es imposible parar! (oh dios, estoy salivando...)

Kielbasy con Cherry Coke!!! (o salchichas típicas de la zona con bebida imperialista de sabor a cereza)



El pan polaco es una gozada, nada que envidiar al gallego. Hay de todo tipo. Cuanto me acordé de Álvaro!! La foto es de un típico obwarzanek cracoviano, que es un pequeño panecillo en forma de rosca salpicado de sal y de semillas de adormidera o sésamo. Hay puestos por todos lados y son muy baratos (1,20 pnl aquí 0,30 "leuros")

"Seré capaz de comérmelo todo?" ...vainilla, nata, queso, crema, licor, limón...oh, que explosión de sabores esperaba en mi paladar!!!!

Claro, faltaba el chocolate...y los frutos secos...oh, me entran ganas de llorar al acordarme. Si señores, esto también fue un buen desayuno. Yo, que no estoy acostumbrada a desayunar, y menos a las 7 de la mañana...(amanecía demasiado pronto, y había que aprovechar el día, que a las 6 ya caía la noche)


Este plato lo comí en un restaurante de esos finos donde puedes probar la comida típica de la zona y está todo "atrezzao" ;P. La verdad es que comer en Polonia es muy barato y te puedes permitir el lujazo de comer fuera todos los días aunque seas un precario aquí. Esto en cuestión era una especie de mousse de queso con huevas de caviar y salmón, que estaban sobre una cama de lo que me atrevería a decir que era una pasta de patata frita con cebolla en forma de hamburguesa...muy bueno!


Aquí están los "pierogi" son como una especie de empanadillas cocidas y rellenas de diferentes cosas...no podría decir de que lo estaban en este caso, y aunque estaban muy ricas, el sabor dominante cansaba en cuanto te comías dos o tres...¿alguna extraña especia?



OOOOh, aquí empezó todo. Fue en el desayuno de una de las primeras mañanas... Causa-efecto. Probar esa mezcla de chocolate y coco y caer rendida a los pies de la señora pastelera (que se forró a mi cuenta) fue todo en uno.


Aquí una zapiekanka, es como un panini de champiñones y queso (con miles de variaciones, por supuesto). Esta llevaba además maiz, pepino y salsa agridulce...


Freeeeeeeesas!!! freeeeeeesas!!! Qué debilidad!!!! Menos mal que las caminatas que me metía cada día eran kilométricas, porque sino no hubiese entrado por la puerta de embarque para volver...De verdad, todo muy rico!!! Lo dicho, soy una gorda.

3 comentarios:

vocoder dijo...

os pusisteis tibios carallo.

mañana llamo al jordi para el tema GG (Germanos Gaiteiros) y te comento.

Anónimo dijo...

tibios no!!! como toneles!!!!
pero pienso quemarlo todo en el concierto!!! ooooh gaitas gaitas gaitas
fdo. la gorda

marifris dijo...

He leido esta entrada a las 9 de la mañana y sin desayunar...que horrible!!...con la buena pinta que tiene todo!
He salivado de más con las patatitas con cebolla y la cremita por encima.
Ñam!
Esta es una entrada muuuuuuuuuy sabrosa.
Marifris