30 enero, 2008

El Monte Del Bom Jesus

He dejado para el final de la crónica de esta escapadita las fotos del monte del Bom Jesus. Este lugar, híbrido entre un mirador pintoresco y un parque de atracciones religioso, ha sido sin duda lo que más me ha gustado, sin contar las aventuras/anécdotas varias que cualquier viaje que trae siempre consigo (...y que la mayoría de las veces da vergüenza contar, hasta que pasa un tiempo prudencial que hace no tener tan fresca en la memoria esa sensación de haber hecho el pardillo...)



El santuario, que se encuentra en lo alto del monte a unos cinco quilómetros de Braga, fue construido en el siglo XVIII.




Para llegar a él hay que subir unas empinadas escaleras (exactamente por lo que me he documentado en inet, 365...como los días del año! casualidad? ;P).



Debido a que desde tiempos muy antiguos este lugar fue destino de peregrinaje masivo, la ascensión hasta el templo es muy simbólica. Las escaleras son en zigzag, y desde un tramo es muy difícil intuir que es lo que te espera en el siguiente...Los peregrinos, al subir las escaleras, encontraban un programa teológico que contrastaba los sentidos del mundo material con las virtudes del espíritu, y al mismo tiempo experimentaban las escenas de la Pasión de Cristo. La culminación de aquel esfuerzo era el templo de Dios, o sea, la iglesia situada en la cima de la colina. La presencia de varias fuentes a lo largo de las escaleras dan idea de la purificación del creyente.




Cinco de los tramos (con sus respectivas cinco fuentes) son temáticos de "los cinco sentidos"...








Una vez en el monte, además de con el templo principal que sale en las anteriores fotos nos encontramos con diversas capillas dedicadas a diferentes escenas del Via Crucis (con representaciones hechas en terracota, si no recuerdo mal en el siglo XIX). Estas capillas paraece que están por ahí "perdidas" pero sin embargo siguen un patrón. Son muy pequeñas y aspectualmente en el exterior son todas iguales.

















En el monte, también hay una zona que llaman Terreiro dos Evangelistas, donde se construyeron, en la década de 1760, tres capillas octogonales con estatuas que describían episodios posteriores a la Crucifixión, como el encuentro de Jesús con María Magdalena. Alrededor de estas capillas hay cuatro fuentes barrocas con estatuas de los evangelistaque datan también de aquella década.







Alrededor de 1781, el arzobispo Gaspar de Braganza decidió completar el conjunto añadiendo un tercer tramo de escaleras y una nueva iglesia de estilo neoclásico. La tercera escalera también sigue un patrón zigzagueante y está dedicada a las Tres Virtudes Teologales: Fe, Esperanza y Caridad, cada una con su fuente.










La iglesia tiene como retablo principal este que (mal) veis y está dedicado a la Crucifixión.



...techumbre



...Parte trasera de la iglesia



Vistas desde la puerta principal...


En 1882, para facilitar el acceso al Santuario, se construyó el Elevador Hidráulico do Bom Jesus, que unía la ciudad de Braga con la colina. Fue el primero de su clase que se construyó en la Península Ibérica y aún sigue en uso (por un euro, te bajan o te suben al monte)



En el siglo XIX, los alredores de la iglesia se expropiaron y se construyó un inmenso parque con un toque modernista muy evidente...Ahí van un montón de fotos del lugar...es genial perderse allí!
















un árbol con ojos!

un árbol verde!























1 comentario:

vocoder dijo...

viajes iniciaticos, simbolismos, arboles con ojos, parques modernismas...

...pero esta gente es católica o masona?
...e Iker Jimenez que opina de todo esto?