04 febrero, 2009

Material Didáctico


La Ley de la causa-efecto se aplicaría normalmente así: cumpleaños-regalo.
Sin embargo hay veces que puede ir más allá, y no me refiero sólo a ese "Más Allá" sino a que el mismísimo efecto, en este caso, se convirtió en una causa...











Así el efecto se convierte en causa...y es que a buen entendedor sobran palabras . Y si a mi gato le entran ganas de bostezar, pues va y le sale un ectoplasma de la boca.



Aterrador!

3 comentarios:

Circo de pulgas dijo...

Hola, Paula!!
Antes de nada, y atrasada: FELIZ CUMPLEEE.
Pues si, por Redondela andamos dando pasos de gigante (mi madre dice que parece que esperamos años y años para hacerlo todo de sopetón y dejarla a ella desconcertá)
Sigue con el blog (uno de los más interesantes que conozco, en serio), subiendo creaciones (cómo me gustan tus collages)y aventuras vitales.
Mil bikiños
Ana

Anónimo dijo...

psychocandy:

JUASJUASJUASJUAS!!!!!!!!!!!!!!!!Cuando acabes ya me lo pasarás!!!!!!!!!!!!Dejo los temas procesales el tiempo que haga falta!!!!!!!!!!!
Bicos.

Anónimo dijo...

felicidades reina! no sabia ke estabas de cumple...
bueno, impresionante esa adquisicion, la necesito, la kiero,me faltaaaa!! como puedo llevar todos estos años sin ese libro??? por diossss, dame los datos ke me lo encargo yaaaaa.
misfita